Procesos de envío de dinero a cuba

La relación comercial entre dos países pasa primero que nada por la apertura de sus fronteras ideológicas, siendo fundamental que, en el caso de países como los Estados Unidos, que cuentan con grande poblaciones provenientes de países pequeños, fomenten el envío de remesas o dinero en efectivo para los familiares que se quedan esperando que aquellos los ayuden y permitan mejorar sus niveles de subsistencia, es por ello que acá apuntamos algunas noticias acerca de los procesos de envío de dinero a cuba.

Una primera interrogante se centra en saber ¿Quién puede recibir dinero en Cuba?, puesto que existen algunas limitantes que han sido planteadas por distintos gobiernos que mantienen diferencias políticas con el gobierno cubano, es por ello que en tanto las remesas familiares solo puedes enviar dinero a los familiares emparentados por sangre, matrimonio o adopción. El remitente y el destinatario no tienen que tener el mismo apellido. Aún así, existen variables que se deben considerar, como por ejemplo,  hijos, hijastros, nietos y bisnietos, padres, padrastros, abuelos y bisabuelos, cónyuges, cuñados/as, suegros/as, padres y abuelos del cónyuge, hermanos y hermanas, sobrinos y sobrinas, tíos, tías, primos y primos segundos.

Asimismo, existen otros tipos de figuras contempladas por las empresas de valores y traslados de dinero contante y sonante que se definen como remesas para la emigración, la cuales forman parte de esos procesos de envío de dinero a cuba, entre ellas destacan: Pre-Visa: Hasta $1,000 se pueden enviar antes de que el destinatario haya obtenido una visa del Departamento de Estado de los Estados Unidos, para ayudar a cubrir los gastos preliminares de emigración del destinatario; Post-visa: Después de que el destinatario haya obtenido una visa del Departamento de Estado de los Estados Unidos, se pueden enviar unos $1,000 adicionales para ayudar al destinatario a emigrar de Cuba a los Estados Unidos. A menudo hay cargos asociados a la emigración, como pasajes de avión, pagos de salida, impuestos de otros países y otros cargos relacionados con el viaje.

Como se aprecia, son varias las opciones que se tienen, no obstante todas ellas están siendo reguladas por importantes leyes de administración que velan por un lado, que ese dinero vaya directamente a las familias beneficiadas con el apoyo de sus parientes en el exterior y que éstas no se dirijan a engrosar las arcas del gobierno, sin embargo es necesario aclarar que una de las preocupaciones más ingentes del gobierno cubano radica justamente en echar mano a esas remesas, pues ante la inoperatividad de todo su aparato productivo, las isla de Cuba depende en gran medida de esos envíos para regular si PIB.

Se debe tener presente que, estos envíos también forman parte de procesos de inversiones, pues hay familias que aun cuando envíen dinero de manera separada, los mismos forman parte de procesos de inversión en pequeñas empresas que dependen exclusivamente de los  procesos de envío de dinero a cuba para concretar sus aspiraciones y sueños por subsistir ante esa realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *